Las principales razones para consumir pescado son: es un alimento saludable (79%), su sabor (45%) y tiene poca grasa (38%).

Del mar a la mesa: estrategias para una nutrición saludable

Revista Alimentaria

17 de noviembre, 2021

A pesar del conocido efecto beneficioso del consumo de pescado, éste no alcanza los mínimos recomendados en la mayor parte del mundo



Mercedes Caro, Investigadora del área de Alimentación y Salud mcaro@azti.es; Sara Arranz, Investigadora del área de Alimentación y Salud sarranz@azti.es; Itziar Tueros, Coordinadora del área de Alimentación y Salud itueros@azti.es

AZTI, Investigación Alimentaria, Basque Research and Technology Alliance (BRTA). Parque Tecnológico de Bizkaia, Astondo Bidea Edificio 609. 48160 Derio (Bizkaia).

 

EVIDENCIAS BENEFICIOS CONSUMO PESCADO

El consumo de pescado supone un beneficio importante para la salud, ya que numerosos trabajos científicos demuestran que el consumo de pescado (al menos 2 raciones a la semana) se asocia con menor riesgo de enfermedad cardiovascular, depresión y mortalidad por todas las causas y por cáncer (1,2). Los beneficios de su consumo vienen promovidos por ser una fuente importante y casi exclusiva, sobre todo en algunas dietas como la mediterránea, de los ácidos grasos poliinsaturados (AGP) omega 3, EPA y DHA, los cuales se han asociado a la prevención de enfermedades del sistema cardiovascular y nervioso (3-5). Además, contribuyen a un adecuado crecimiento y desarrollo de los niños; en particular, las funciones cognitivas y visuales (6). De hecho, un déficit en el consumo de omega 3 en las distintas poblaciones se asocia a más de un millón de muertes al año por enfermedades cardiovasculares a nivel global (7).

El pescado es comúnmente reconocido como una excelente fuente de proteína de alta calidad para la dieta, ya que posee un perfil nutricional muy equilibrado en cuanto a grasas y otros nutrientes. El pescado proporciona una amplia gama de micronutrientes esenciales, incluidos vitaminas y minerales (como las vitaminas D, B6 y B12, la niacina, el fósforo y el selenio) que contribuyen a alcanzar los requisitos dietéticos de la población en general y de grupos específicos.

icono acceso premium

Contenido en revista digital o papel

SUSCRIBETE AQUÍ

Este artículo se encuentra en la revista Nº 528

portada revista alimentaria

Puedes seguirnos


Te Recomendamos


Suscríbete a nuestra revista

Suscripción a 10 números consecutivos de la Revista Alimentaria desde la fecha de la suscripción

portada revista alimentaria Más información

Aviso de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.Política de Cookies.



Saber más