Pollo

Desde Bruselas: Necesarias normas de etiquetado de carnes para los consumidores

Irene Quintela/Bruselas

23 de agosto, 2021

Todos los objetivos de las normas de etiquetado de origen se han alcanzado globalmente y se han introducido sin perturbaciones del comercio



El etiquetado obligatorio del país de origen proporciona información sobre el origen de la carne de porcino, aves de corral, ovino y caprino, y el control del cumplimiento por parte de las autoridades competentes. Estas son algunas de las principales conclusiones del informe sobre la aplicación y el impacto de la indicación obligatoria del país de origen de determinadas carnes que la Comisión Europea acaba de publicar.

El informe de evaluación ha concluido que todos los objetivos de las normas de etiquetado de origen se han alcanzado globalmente y que dichas normas se han introducido sin perturbaciones del comercio, sin un aumento evidente de los precios ni tampoco cargas innecesarias para los operadores y la administración.

La evaluación también indica que la escasa comprensión que tienen los consumidores de los términos y definiciones utilizados en las etiquetas deja margen de mejora. Y se recomendó un análisis más profundo sobre la posible armonización de las excepciones para determinadas carnes con otros tipos de alimentos.

Aunque la evaluación no detectó problemas sistémicos con la aplicación de las normas, identificó diferencias en la calidad de los controles entre los Estados miembros de la UE. Un mayor intercambio de buenas prácticas de control podría ser útil para supervisar el cumplimiento.

Según la evaluación, el efecto de las normas de etiquetado del país de origen en la dinámica del mercado y del comercio fue marginal, ya que el costo de la adaptación se absorbió en la cadena de suministro y no se transfirió a los consumidores. Además, la creciente demanda de cuidado del medioambiente impulsa esfuerzos continuos para comprender mejor el impacto ambiental y de mercado de las normas de etiquetado de origen.

El informe al Parlamento Europeo y al Consejo contribuye a una evaluación más amplia del etiquetado de los alimentos y de la información a los consumidores en el marco de la estrategia “De la granja a la mesa”.

Contexto

El etiquetado obligatorio de origen de las carnes de porcino, ovino, caprino y aves de corral está en vigor desde el 1 de abril de 2015 como parte del marco de la legislación de la UE sobre el suministro de información alimentaria a los consumidores (Reglamento de Información Alimentaria a los Consumidores).

El informe está establecido en las normas mencionadas, según las cuales, en un plazo de cinco años a partir de la fecha de aplicación de las nuevas normas, la Comisión presentará al Parlamento Europeo y al Consejo un informe de evaluación de la indicación obligatoria del país de origen o lugar de procedencia de dichos productos cárnicos.

La evaluación realizada analizó la eficacia global, la eficiencia, la pertinencia, la coherencia y el valor añadido de la UE de las normas, y se basó principalmente en el estudio de apoyo externo, completado por la opinión de las partes interesadas pertinentes.


Puedes seguirnos


Suscríbete a nuestra revista

Suscripción a 10 números consecutivos de la Revista Alimentaria desde la fecha de la suscripción

portada revista alimentaria Más información

Aviso de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.Política de Cookies.



Saber más