Estrategias integradas para reducir el impacto negativo de los pesticidas en viñedo y olivar

Revista Alimentaria

9 de febrero, 2021


El número de productos fitosanitarios empleados en agricultura se ha duplicado a escala mundial desde 1980, pero recientemente varios estudios demuestran que el abuso de pesticidas puede tener impactos negativos sobre el medio ambiente, los organismos (más allá de las plagas) e incluso la salud humana. Además, la demanda de productos ecológicos es cada vez mayor, y algunos de los fitosanitarios más utilizados, como es el caso del cobre, se encuentran en la lista de sustancias a ser sustituidas (Reglamento (CE) Nº 1107/2009), a la vez que se hace mucho énfasis en la mejora de la eficiencia de la aplicación (Directiva Europea para el Uso Sostenible de Pesticidas (EC/128/2009). Por todo ello, se hace necesaria una aproximación integral para encontrar alternativas de manejo que permitan la sostenibilidad del sector. 


Ante esta situación, se ha puesto en marcha el proyecto europeo de investigación NOVATERRA (Integrated novel strategies for reducing the use and impact of pesticides, towards sustainable Mediterranean vineyards and olive groves), con el objetivo de reducir el uso y los impactos negativos de los plaguicidas que se utilizan para el manejo integrado de plagas, enfermedades y malas hierbas en los dos principales cultivos mediterráneos de Europa: la viña y la olivo. 


El proyecto está liderado por el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA), y apoyado en el diseño conceptual por la consultora artica+i. Está constituido por un total de 19 socios, con expertos de seis países (España, Portugal, Francia, Italia, Grecia y Bélgica). En el caso de España, junto con el IRTA trabajan la Universidad de Burgos; la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC); el Centro de Investigación en Economía y Desarrollo Agroalimentario (CREDA); la Fundación Parque Tecnológico del Vino (VITEC), Bodegas Terra Gauda; la Asociación Plataforma Tecnológica del Vino (PTV), y la Fundación Empresa-Universidad Gallega (FEUGA). 


El proyecto NOVATERRA cuenta con un presupuesto de más de 5,5 millones de euros y ha recibido una ayuda de más de 4,8 millones de euros por parte de la Comisión Europea, a través del programa Horizonte 2020. Tiene prevista una duración de 4 años, hasta octubre de 2024. 


 

A través de una serie de casos de estudio en campos de olivos y viñedos mediterráneos, se desarrollarán...

 

 

 

Artículo completo en Revista Alimentaria 520

 

Infórmate aquí sobre cómo puedes suscribirte y enterarte de todo.

 

 

Quizá te interese ver estas noticias relacionadas:

Drones acuáticos para detectar contaminantes en masas de agua de Andalucía

Subproductos vegetales para alimentar a cabras y ovejas

 

 

 

 


Puedes seguirnos


Suscríbete a nuestra revista

Suscripción a 10 números consecutivos de la Revista Alimentaria desde la fecha de la suscripción

portada revista alimentaria Más información

Aviso de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.Política de Cookies.



Saber más